• Lucia Chavez

Plan de nutrición COVID-19

Actualizado: 11 de sep de 2020


Me di a la tarea de crear esta recopilación de recomendaciones nutricionales para ayudarte a prevenir el contagio, o en su caso, favorecer la recuperación. Estas recomendaciones están basadas en la información disponible actualmente, con el propósito de ayudar a controlar los síntomas y fortalecer tu sistema inmune para que éste logre combatir la infección. Este plan es adicional a tus necesidades de nutrición personal,  por lo que puedes estar siguiendo un plan para lograr la remisión de diabetes (¡sí se puede decirle adiós!) y al mismo tiempo, incluir estas recomendaciones.


Estas recomendaciones NO sustituyen a un tratamiento médico, lo complementan. Ante los síntomas de COVID-19, contacta a tu médico y sigue sus indicaciones.


Lo básico en caso de contagio


La prioridad, como en cualquier otra enfermedad respiratoria es descansar y mantenerse hidratado. Los líquidos calientes son de gran ayuda ya que alivian los síntomas y algunos benefician el sistema inmune.

Incluye:

  • Caldo de hueso o de pollo (de preferencia orgánico o de libre pastura)

  • Tés herbales como hierbabuena, jengibre, eucalipto y manzanilla

  • Agua caliente con limón, miel de abeja (cruda) y canela.

Si tienes dolor de garganta

Si presentas este síntoma, las gárgaras de agua con sal son excelentes para disminuir las flemas y combatir infecciones bacterianas (que pueden ser secundarias a la inflamación producida por COVID-19)

  • Para el dolor y la inflamación: los tés herbales con “olmo resbaladizo” (Traditional Medicinals Throat Coat)

  • Para la irritación: dos cucharadas de miel de abeja cruda en agua caliente; té de manzanilla y/o de hierbabuena.

  • Para calmar y proteger la mucosa de la garganta: tés o infusiones de raíz de malvavisco (marshmallow root) y de regaliz (licorice)

Para la congestión respiratoria y sinusitis:

Si cuentas con algún tipo de nebulizador casero, utilízalo.

Toma un baño caliente para aprovechar el vapor.

Si cuentas con aceites esenciales, puedes colocarlos en un recipiente con agua hirviendo e inhala el vapor que expide (cubre tu cabeza con una toalla creando una especie de capa para aprovechar mejor el vapor). Los aceites esenciales recomendados son:

  • Eucalipto

  • Menta

  • Yerbabuena

  • Incienso

Nutrimentos, alimentos y suplementos para modular la respuesta inmune ante el contagio


Proteína

La proteína es necesaria para producir los glóbulos blancos que constituyen al sistema inmune, también son necesarios para sintetizar hormonas, enzimas y por supuesto, tejidos.

La proteína completa se encuentra principalmente en alimentos de origen animal. Cualquier fuente de origen animal es una buena fuente de proteína. Procura consumir una gran variedad, desde pescados, huevo, carnes (res, cerdo, ave) hasta productos de caza como el conejo o la codorniz.


Glutatión

Por otro lado, la proteína completa permite sintetizar uno de los antioxidantes más poderosos que existen: el glutatión. Otros alimentos que permiten sintetizar el glutatión son las crucíferas como el brócoli, coliflor, coles de Bruselas y col rizada. Las cuales, además de ser antioxidantes, tienen propiedades anticáncer y antiinflamatorias,


Potasio

Una dieta rica en potasio es importante ya que se ha observado que los pacientes con COVID-19 presentan un potasio bajo sérico. De igual manera, el uso del medicamento Hidroxicloroquina ha demostrado la eliminación de potasio, esto representa un riesgo clínico para pacientes con arritmias. Para prevenir que disminuya el potasio en sangre, es importante incluir alimentos como el aguacate, plátano, camote, plátano macho, agua de coco y electrolitos sin sodio. Sobretodo: ¡vegetales de hojas verdes!


Vitamina C

La vitamina C puede ayudar a prevenir infecciones, pero también ha demostrado reducir la duración de un resfriado o gripa. En los alimentos se encuentra en:

  • Pimiento amarillo y rojo

  • Guayaba

  • Tomillo

  • Perejil

  • Crucíferas como la col rizada, brócoli y coles de Bruselas

  • Kiwis

  • Limón

  • Papaya

  • Fresas

  • Naranjas


De igual manera, si no estás tomando actualmente un multivitamínico que incluya 100% de vitamina C, puedes empezar a tomar 1 g diario (Redoxon Plus).


Vitamina D

Algunos alimentos incluyen vitamina D pero la principal fuente es la exposición al sol. Los alimentos ricos en vitamina D son los pescados grasos como el salmón, hígado, y yemas de huevo. Esta es la vitamina más importante para el sistema inmune. Te recomiendo tomar un suplemento de vitamina D y, si es posible, procura exponerte al sol de 15 a 20 minutos diarios para mejorar su absorción.


Vitamina A

Esta vitamina tiene un gran impacto en el sistema inmune. Los alimentos altos en vitamina A inlcuyen:

  • Hígado

  • Aceite de hígado de bacalao

  • Salmón

  • Mantequilla

  • Queso feta y de cabra

  • Huevo entero (con yema)

  • Verduras y frutas de color naranja, amarilla y roja

  • Hojas verdes oscuras.

Esta vitamina, cuando es de forma suplementada, puede ser tóxica en dosis excesivas; te recomiendo que no te suplementes y menos si fumas o deseas embarazarte. SI estás tomando un multivitamínico, éste ya viene con una dosis controlada.


Zinc

El zinc es un mineral que reduce la severidad de los resfriados especialmente si se toma durante las primeras 24 horas en que se notan los síntomas. Debido a que en México no se encuentran disponibles las dosis efectivas, te recomendamos que incluyas los siguientes alimentos:

  • Carne roja

  • Leguminosas (lentejas y frijoles germinados)

  • Nueces y semillas

  • Yogurt Griego

  • Huevo

Si te es posible obtener el suplemento de zinc, te recomiendo ampliamente que lo hagas, comenzando con 2 pastillas al día, aumentando a 5 en caso de infección.


Selenio

Además de ser un excelente antioxidante, el selenio también ayuda al sistema inmune a combatir bacterias, virus, e incluso células cancerígenas. Lo encuentras de forma natural y con la dosis idónea en dos nueces de Brasil, limita el consumo a dos nueces ya que un exceso puede producir trastornos digestivos.


Alimentos funcionales


La miel cruda de abeja alivia el dolor y la inflamación de las mucosas de tu sistema respiratorio, además tiene efectos antimicrobiales que pueden ayudar a prevenir una infección bacteriana secundaria al COVID-19. Puedes agregarla en tus tés.


  • Ajo y cebolla

El ajo tiene un gran impacto en la respuesta inmune, puede ser fresco o en extracto. Funciona tanto para la prevención de enfermedades respiratorias como para la disminución de la severidad del mismo.


  • Hongos

¡De cualquier tipo! Los champiñones tienen propiedades curativas antiinflamatorias y que mejoran la circulación sanguínea. Se ha visto una relacion entre el COVID-19 y una inusual formación de coágulos sanguíneos. Algunos ejemplos son reishi, melena de león, cordyceps, chaga, y shiitake. Algunos de estos los encuentras en forma de bebida.


El aceite MCT (triglicéridos de cadena media por sus siglas en inglés), contienen monolaurina y ácido láurico los cuales tienen la propiedad fisicoquímica de poder destruir la membrana de los virus recubiertos de lípidos. Debido a que el virus que causa COVID-19 (SARS-CoV-2) es un virus recubierto de lípidos, incluir el aceite MCT o el aceite de coco (el MCT es la forma concentrada y el aceite de coco contiene cerca de 50% de MCT) tiene sentido.


  • Probióticos

Los probioticos son "bacterias buenas" que habitan en tu intestino y se trasnlocan al resto del cuerpo, inclusive a la piel; y están muy relacionadas con tu sistema inmune. Los probióticos ayudan principalmente en la prevención de las enfermedades respiratorias. Estudios recientes han comprobado que el virus también afecta el tracto digestivo y es posible que uno de los síntomas sea tener diarrea. Consume alimentos fermentados (sígueme en Instagram para ver recetas: n.luciachavez) y también vegetales. También puedes incluir un suplemento pero toma en cuenta que los alimentos fermentados tienen muchos más beneficios como para limitarlos al número de colonias de "bacterias buenas" que contienen.


Estrategias extra para incluir

  • Propolio

  • Aceite esencial de orégano (si no sabes usar aceites esenciales, pide asesoría, de lo contrario si lo consumes en una dosis inadecuada, pueden ser tóxicos)

  • Cúrcuma

  • Hierbas y especias

  • Aceites esenciales

  • Regaliz (glicirricina)


Espero que estos consejos te sean de ayuda. De ser así: ¡comparte!


Puedes encontrar esta información y mucha más en el Webinar que presenté respecto al tema: https://bit.ly/2DOQs8W . Siéntente con la libertad de compartirlo, que esta información llegue ¡a todo el mundo! La única vacuna es tu alimentación.


Sígueme en mi canal de YouTube, donde estoy dando información actualizada de lo que podemos hacer para protegernos, proteger a nuestras familias y a nuestra comunidad.




Por ti, por tu salud,

Lucia

71 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo