¿La hora de la comida es un gozo o es caos?

comer en familia comida saludable meal prep plan de nutrición Aug 16, 2022

Comer en familia es para convivir y disfrutar.

Sin embargo, por falta de tiempo, comunicación u organización, se puede convertir en un momento crítico y de caos.

Veamos uno de los clásicos ejemplos que viven algunas familias: un integrante de la familia, habitualmente la mamá, es la única responsable y pasa horas en la cocina todos los días para que luego alguien no quiera lo que se cocinó y otro solo tenga 15 minutos para comer. Entre pleitos y la falta de tiempo se pierde la oportunidad de tener una conversación. La intención de alimentar cuerpos y nutrir almas se pierde en este caos. Sumándose a esta frustración, sin voltear atrás, todos se levantan dejando los trastes y la limpieza para que “alguien” más lo haga.

Te ayudo con estas 2 ideas:

  1. Entre más manos ayuden, las tareas se distribuyen = menos tiempo en la cocina. Tu nuevo motto es: ”El que come, ayuda”. Hasta un niño de 2 años puede colaborar y sentirse orgulloso de hacerlo.
  2. Dediquen unas cuantas horas, dos días a la semana, para preparar la comida. Cocinen 2-3 porciones en estos días para que les queden días libres de cocinar el resto de la semana.


Tips para un meal prep exitoso:

  • Primero: arma el menú.

Elijan un día de la semana, tal vez un domingo, para buscar recetas e inspirarse con platillos para comer la semana que empieza. Es mejor que toda la familia se involucre para que lleguen a un acuerdo, hacer esto evitará que se rechacen los platillos y también les ayudará a ahorrar tiempo ya que de antemano se pueden distribuir las actividades entre todos y que cada quien sepa cómo colaborar en cada platillo.

  • Una vez teniendo tu menú, ¡es hora de ir al súper!

Tener un menú establecido te ayudará a comprar sólo lo necesario.
Tip extra: cuando vayan al supermercado, aléjense de los pasillos del centro y solo compren los alimentos que se encuentran en la periferia. Los pasillos del centro contienen alimentos ultra procesados.

  • Después de llegar a casa, laven, desinfecten y ¡manos a la obra!

Preparen todos los alimentos que se pueden cocinar o cortar con anticipación: por ejemplo, semi-cocer las proteínas, los granos ancestrales, y algunos vegetales. Cortar cebolla, ajo, pimientos, etc.

  • Guarden las preparaciones en porciones.

Utiliza recipientes de vidrio para guardar los diferentes alimentos y de referencia en porciones. Llegado el día, cuando sea la hora de comer, escojan la comida del día, terminen la cocción, agreguen el resto de los alimentos frescos y ¡listo!

Y tú, ¿ya haces meal prep en casa? ¿Cómo ha sido tu experiencia?